Beneficios de Correr de Noche - ATLETISMO HONDURAS

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Beneficios de Correr de Noche

Centro de Información

Para muchos, correr en la noche ya es un ritual tradicional. Es el horario idóneo para todos aquellos que tienen varias ocupaciones durante el día y dejan el ejercicio al final de la jornada. Correr de noche no significa un castigo por no tener oportunidad de hacerlo en otro horario, al contrario, se presentan una serie de beneficios exclusivos por salir a activarse en esta franja horaria.

Correr de noche favorece la liberación de todas las tensiones acumuladas durante las tareas diarias, ayuda y estimula el flujo sanguíneo en el cerebro, despejando tensiones y preocupaciones.

De noche también se tienen menos distracciones, disminuye la aglomeración de gente en las calles y parques, además no estamos pensando en los pendientes que nos esperan, como suele suceder con las rutas matutinas.

Otro punto a favor, la alimentación durante el día brindará energía para correr por la noche. Las comidas del día brindan los nutrientes  necesarios para emplearlos en la carrera. Salir a correr por la noche nos ayuda a consumir todos los hidratos de carbono y grasas de los alimentos ingeridos en las comidas.

Gastando todas las energías del día nos asegura que tendremos otra ventaja al correr de noche: un sueño profundo. Para muchos corredores que participan en competencias, por mucho las nocturnas son las favoritas porque no es necesario pararse tan temprano, suelen ser en sábado por la noche, el clima es mucho más agradable y no extremoso y además son muy muy divertidas.

 
CORRE SEGURO POR LA NOCHE:   

  • Utiliza ropa llamativa y de colores, lleva alguna reflejante para que los coches, bicicletas u otros corredores puedan verte.


  • Si corres por una carretera ve siempre por el carril contrario, verás y te verán de frente


  • Intenta correr mínimo con un acompañante. Si no conoces a nadie que le guste correr, ya tienes una excusa para hacer nuevos amigos.


  • Asegúrate no tapar totalmente tus orejas con gorros para poder tener una buena audición del exterior. Si escuchas música a través de unos auriculares, baja el volumen hasta un nivel que permita escuchar el sonido externo igual que el de tu música 


  • Evita los lugares mal iluminados y despoblados


 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal